Mañana miércoles 30, 22:00h, Gran Canaria Arena, Movistar Deportes 1, se disputará el segundo partido de la serie entre Gran Canaria y Valencia Basket. 

Los taronja tienen la primera oportunidad de llegar a semifinales

El equipo taronja tratará de alargar sus buenas sensaciones defensivas en una pista donde su rival se ha hecho fuerte esta temporada y donde se impuso con claridad a los valencianos en el partido de la primera vuelta, pero en la que Valencia Basket ganó a los amarillos en la final de la Supercopa Endesa pese a que contaban con el apoyo de su público.

Será la primera vez que Valencia Basket visite al Herbalife Gran Canaria para un partido de post-temporada, una pista donde los hay una tremenda igualdad en los precedentes, con cinco triunfos para cada equipo en los diez últimos enfrentamientos.

La expedición taronja la forman trece jugadores, incluyendo al joven pívot islandés Tryggvi Hlinason, por lo que el entrenador Txus Vidorreta tendrá que hacer un descarte técnico antes del inicio del partido.

Causan baja para este encuentro los lesionados Tibor Pleiss, Latavious Williams y Antoine Diot.

Gran Canaria busca la primera victoria 

Herbalife Gran Canaria tratará de devolver la eliminatoria a Valencia sacando el segundo punto de la eliminatoria en una pista en la que en la actual temporada ha ganado 21 de sus 28 partidos en todas las competiciones y en la que han caído equipos de la talla del Real Madrid, Baskonia, Unicaja o el campeón de la EuroCup, Darussafaka.

El equipo amarillo tratará de recuperar su buen rendimiento ofensivo tras quedarse en 56 puntos en el primer partido de la eliminatoria. Y lo hará en una cancha en la que ha anotado una media de 86,7 puntos en los partidos de la fase regular en los que jugaba como local.

El entrenador Luis Casimiro cuenta con su plantilla al completo, dejando fuera del equipo para este Playoff al argentino Brussino.

El rival: Herbalife Gran Canaria

El equipo canario acabó en la quinta posición de la fase regular de la Liga Endesa con la fuerza de su colectivo, con hasta nueve jugadores distintos aportando 7+ de valoración por partido.

Luis Casimiro mantuvo en el primer partido de esta serie su habitual rotación larga de doce jugadores, sin que ninguno de ellos superase los 25 minutos. Su jugador más valorado durante la temporada, Eulis Báez (9,3 puntos, 4,7 rebotes y 11,9 valoración en la Fase Regular) también fue el mejor a nivel estadístico en el primer partido.

El pívot checo Ondrej Balvin hizo valer su vitola como uno de los mejores reboteadores en aro contrario del campeonato doblando su ratio habitual y capturando 5 rebotes ofensivos.  Marcus Eriksson fue el mejor anotador de su equipo en la Fase Regular con 11,2 puntos y volvió a serlo ayer con 11 en la Fonteta. Le acompañó el israelí Gal Mekel (8,3 puntos y 3,2 asistencias) con 10 puntos en el primer partido de esta serie de cuartos. El equipo amarillo echó de menos la aportación ofensiva del alero DJ Seeley, cuya media es de 10,6 puntos con un 42% de acierto en triples y que se quedó sin anotar en el primer partido de la serie.

Xavi Rabaseda (6,6 puntos y 2,4 rebotes en Liga Regular) volvió a salir de inicio, el excapitán taronja Albert Oliver (8,2 puntos y 3 asistencias durante la temporada) repartió cuatro asistencias y el serbio Nikola Radicevic (7,5 puntos y 2,5 asistencias) completa la batería de bases de un juego exterior que sin Brussino, cierra el alero Oriol Paulí, que anotó 6 puntos y capturó 4 rebotes en el primer partido de esta eliminatoria. Por dentro, destacó por su trabajo defensivo además de por sus 6 puntos y 5 rebotes el pívot letón Anzejs Pasecniks. Completan la rotación interior un Luke Fischer que volvió a salir de inicio y el ala-pívot con pasado taronja Pablo Aguilar, que anotó seis puntos consecutivos en el segundo cuarto que permitieron al equipo canario engancharse al partido.

 

El 93,3% de los equipos que empiezan 1-0 en una serie de cuartos avanzan de ronda

Valencia Basket ganó su primer partido de Playoff, algo que ha hecho en las últimas siete temporadas y que le ha permitido avanzar hasta las semifinales en cinco de esos seis casos precedentes.

Sin embargo, los números generales dicen que solo el 29,3% de los equipos que empiezan con un 1-0 una eliminatoria de cuartos de final de la Liga Endesa al mejor de tres partidos lo resuelven en el segundo  encuentro. En esta racha positiva abriendo el Playoff con triunfo, Valencia Basket solo pudo resolver su serie en dos partidos en la temporada 2015-16, eliminando al Unicaja. En los otros cuatro casos, tuvo que sellar el pase en el tercer y definitivo partido.

Aunque los números dicen que el 93,3% de los equipos que empiezan 1-0 en una serie de cuartos avanzan de ronda, los dos equipos que se enfrentan en esta eliminatoria fueron protagonistas directos en los últimos dos casos en los que se remontó esa derrota inicial. Fueron en la temporada 2012-13, cuando tras ganar el primer encuentro de su serie de cuartos ante el CAI Zaragoza, el equipo taronja perdió los dos siguientes y quedó apeado en esa primera ronda. Herbalife Gran Canaria supuso el caso opuesto. El equipo amarillo comenzó perdiendo su serie de cuartos ante Baskonia, pero ganó los dos siguientes y se clasificó para semifinales pese a tener el factor cancha en contra.

Escribe tu comentario

Contenido relacionado