El sistema que quiere aprobar la Euroliga es una mierda

Con estas claras palabras definió el entrenador de Valencia Basket en la rueda de prensa posterior al partido de ayer de Eurocup el nuevo sistema de competición prácticamente cerrado de la Euroliga.

jordi-bertomeu-la-propiedad-de-la-euroliga-por-los-clubes-es-innegociable-una-linea-roja

Luego prosigió diciendo «Así nos va porque no miramos el bien del baloncesto. Es una gran noticia para los beneficiados, que se han montado un corralito muy bueno con muchos beneficios, mientras que para el resto es una muy mala noticia»

El otro gran perjudicado es Unicaja Málaga no se a pronunciado por el momento, no sabemos si será buscando algún acuerdo con Euroliga como ya consiguiera en su día, en un futuro cercano, o simplemente que albergan todavía esperanzas de entrar en esta elitista competición aunque Bertomeu dejara claro que no tiene posibilidades.

Bertomeu explicó en una entrevista en Onda Cero que la reducción de 24 a 16 equipos era “obligatoria” para dotar de “más calidad a la competición”.

“Las reformas se hacen para intentar mejorar. En todos los escenarios, la reducción iba a ocurrir. La FIBA ya presentó un modelo que básicamente es el mismo, pero que perjudicaba aún más  a España. Ese modelo dejaba a Málaga en una situación incluso peor que la que nosotros vamos a plantear. Todo el mundo tenía asumido que el cambio a 16, por una vía u otra, iba a producirse. Quien no está, humanamente se sentirá decepcionado, pero la Euroliga no será una Liga cerrada y quien tenga visión y ambición estará”, explicó en el programa de radio de Onda Cero.

“Es evidente el enfado porque su aspiración es estar, es razonable. Pero es una tendencia hacia la exclusividad, hacia la calidad, lo que hay que hacer es en vías de potenciar la calidad, reducir los clubes. Pero dejamos puertas abiertas por si estos clubes lo demuestran tengan acceso. A petición de la ACB, Málaga perdió la Licencia permanente en la Euroliga. Es absolutamente legítimo y entendible que quien no está se sienta frustrado, y lo respeto. Pero cuando se ha pedido que el producto mejore para generar más recursos y eso pasa por reducir los clubes, e implementar un sistema absolutamente novedoso, que todos los clubes jueguen con todos los clubes. Se lo daremos a Real Madrid, Barcelona y Laboral Kutxa”, asumió con naturalidad Bertomeu.

Que consecuencias tendrá esta nueva competición:

Lo primero y principal, una depreciación clara de las competiciones domésticas, el modelo a seguir seguramente sea el de tener plantillas de 15 o 16 jugadores, donde algunos descancen en competiciones nacionales y se reserven para la Euroliga a los mejores. Estos clubes dada su superioridad económica podrán fichar a jugadores inalcanzables para el resto, con lo que se encarecerá el mercado y el nivel deportivo sufrirá claramente.

Si se cumple el sueño completo de Bertomeu, la Euroliga se jugará en fin de semana, un producto con partidos en horario de fin de semana, prime time en televisión tiene más valor que partidos entre semana. El objetivo claramente de Bertomeu es conseguir más ingresos y esta es la fórmula más clara. Consecuencia para la ACB, total marginalidad, como mucho los partidos sin equipos de Euroliga pueden jugarse en fin de semana y los otros entre semana, como ocurre ahora mismo en el Balonmano nacional.

Parece que Real Madrid, Barça y Baskonia, como apuntasn desde Mundo Deportivo, ya habrían solicitado una reducción del número de equipos en la ACB para poder compatibilizar ambas competiciones, para equipararse a las ligas italiana o turca que tienen 16 equipos o incluso la griega con tan sólo 14.  Es decir, quieren una competición a su medida para no abandonarla. Esto sólo tiene un nombre «chantaje».

Sólo quedaría dos formas de disputar la competición, para el Valencia basket,  que entrañan mucha más dificultad que en la actualidad. Ganar una nueva Eurocup donde el nivel de los equipos es claramente mayor (los equipos fuera de Euroliga como Unicaja, Unics Kazan, Khimki, Nizhny Novgorod…) o disputar una fase previa que está por definir pero que será un cara un cruz que estos mismos equipos.

¿Qué pasará con el recien firmado contrato con Movistar Plus? A medio plazo tengo claro que no es viable, una competición donde los «grandes» juegan con sus plantillas B no es tan atractiva como puede serlo ahora y donde evidentemente los equipos de nivel medio tendrán menos capacidad cada vez de captar a buenos jugadores.

Pero la pelota en está en el tejado de la ACB y de la FIBA.

Existe la posibilidad de que la FIBA junte a los equipos perjudicados y puede ser qu algún disidente que no está de acuerdo con el trato recibibo por Bertomeu y crear una competición que pueda competir con la Euroliga.  Y a la ACB puede verse, por fin, amenazada por la nueva competición, porque el objetivo de todo equipo profesional tiene que ser aspirar a mejorar, a conseguir una mejor posición en las competiciones que participe tanto nacionales como Europeas. Además esto siempre es un incentivo para fichar a jugadores con proyección que quieren crecer junto al equipo o dar un salto a uno mejor. Si este verano, Victor Claver no ha querido regresar a casa, no por dinero, sin por poder jugar la Euroliga con un equipo aunque sea de la fria Krasnodar, no quiero ni imaginar lo que le costará encontrar jugadores americanos de cierto nivel a la amplia mayoria de los equipos de la clase media española.

¿Y que ocurrirá con la cantera?

Siempre que el dinero inunda el deporte, se opta por el camino más fácil fichar fuera y no invertir en la cantera. Esto ya acurre ahora con los casos por ejemplo de Abrines, Doncic, Hezonja etc.. pero con este escenario que duraría al menos 10 años, sumado  a los que ya llevan los clubs con licencia A, haria que por las orillas del turia nos tendremos que conformar con tener un equipo de la casa, con jugadores de un nivel medio porque si despuntan rapidamente se marcharán y jugadores de medio pelo que estén el ocaso de sus carreras o sin nivel para poder disputar ni la NBA ni la Euroliga.

Triste panorama el que se presenta, cuesta admitir que en el deporte también importa más el dinero que cualquier otra cosa y donde la justicia no existe. Si esto fuera EEUU estariamos todos celebrandolo, pero nuestra mentalidad no se parece en nada a la americana, tenemos un sentimiento de permanencia al club del que somos seguidores, los jugadores los sentimos como propios como de nuestra familia y nos sentimos traicionados  cuando se marchan al gran rival. Esto es para mi la salsa del deporte, las rivalidades siempre sanas, ese fenomeno fan hacia los jugadores que hace que partido a partido se les espere para hacerse una foto con ellos, que te firmen un autógrafo o simplemente verlos de cerca y  darles nuestro aliento.

Que diferencia habría entre el teatro, el cine, un programa de televisión y el deporte en vivo sin esta pasión, pues con esto creo que merman el sentimiento de los que nos sentimos el BALONCESTO como nuestro deporte, los que somos capaces de hacer kilometros para ver jugar a nuestro equipo aunque pierda e inculcamos este sentimiento a amigos, conocidos, hijos, hijos, madres, padres, hermanos…

Ojala alguien ponga coto a los que quieren acabar con la palabra DEPORTE, aunque no se muy bien quien porque evidentemente esto no es fútbol y no existe el rédito político.

Seguiremos reflexionando y escribiendo desde esta humilte ventana para defender lo que consideramos como una parte de nosotros, por lo menos yo lo considero así.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.