El base que durante la temporada pasada ha pertenecido a la disciplina de Valencia Basket ha tenido que abandonar a los 21 años la práctica profesional del deporte, por sus contínuos problemas con la rodilla.

Andres ha comunicado su decisión a través de una carta publicada en su perfil de Twitter.

 

Rico entró en la cantera del Real Madrid a los 13 años. Allí fue subiendo escalones hasta llegar al equipo júnior que lo ganó todo en la temporada 2014-2015. En aquel equipo entrenado por Paco Redondo y como ayudante Pablo Laso, tenía como compañero a Luka Doncic, Jonathan Barreiro, Emanuel Cate o Felipe Dos Anjos.

Tres meses después fichó por el Gipuzkoa Basket, donde firmó un contrato de seis años. En San Sebastián comenzaron sus problemas con las lesiones. Jugó 21 partidos antes de fracturarse la tercera vértebra lumbar en un entrenamiento. Los médicos optaron por no operar. El tratamiento incluyó un corsé de cintura al pecho para inmovilizarlo durante más de seis meses. Funcionó bien, pero entre eso y la posterior recuperación, Rico se perdió toda la temporada 2016-2017.

Hace un año, Rico dejó el Gipuzkoa para jugar en Valencia Basket donde vendría a alternar el equipo EBA con el primer equipo. Pero de nuevo tuvo que parar por una lesión: a finales de noviembre de 2017 fue operado de un osteocondroma (un tipo de tumor benigno) en la tibia de su pierna derecha. Solo jugó siete partidos en toda la temporada.

Escribe tu comentario

Contenido relacionado

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.