Previa 1/4 Copa de la Reina: Valencia Basket – Ciudad de La Laguna

Valencia Basket afronta su segunda participación en la Copa de la Reina de Salamanca 2020, estrenando condición de cabeza de serie, enfrentándose en la eliminatoria de cuartos de final este próximo viernes 6 de marzo a las 20:30 horas (Teledeporte y Vívela 101.5 FM) a un rival como Ciudad de la Laguna que ha demostrado esta temporada ser muy duro.

Ambos equipos se han visto las caras hace poco tiempo en la Fuente de San Luis con victoria para el equipo de Tenerife. Ahora mismo en la octava plaza, con 11 victorias y 11 derrotas. Tanaya Atkinson es actualmente su referencia ofensiva y con diferencia la máxima anotadora de la competición con 19.57 puntos por partido. Lyndra Weaver la secunda, con más de 12 puntos por encuentro, junto a Vionise Pierre Louis, también entre las más destacadas de la competición.

Por su parte, Valencia Basket seguirá sin contar con Leticia Romero y María Pina, ambas lesionadas, pero que han viajado con el equipo. El resto de jugadoras, incluida Laura Campos, estará a disposición del técnico taronja Rubén Burgos.

La experiencia de Tamara Abalde, ganadora en dos ocasiones de la Copa cuando jugaba con Perfumerías Avenida en 2014 y 2015, unida a la de Queralt Casas que la ganó en 2013 con Rivas Ecópolis y la de Rosó Buch, ganadora con el CB Conquero en 2016, será clave para que Valencia Basket obtenga un resultado positivo en esta Copa de la Reina.

Un choque ante todo un debutante en la competición que ejerce como uno de esos lobos con piel de cordero ya que las jugadoras de Claudio García saben muy bien lo que es sorprender a las valencianas por partida doble antes de llegar a la Copa de la Reina. Y todo ello muy pendientes del plano físico ya que esta será una de las claves de un encuentro en el que los ataques en estático podrían ceder parte del protagonismo a un juego al contraataque para el que será clave el trabajo bajo los aros en el rebote.

Rubén Burgos ha analizado cómo llega su equipo el encuentro: “el equipo llega muy ilusionado con la máxima ambición posible a esta segunda Copa de la Reina, dando un paso más, siendo cabeza de serie y tenemos todavía más ilusión en un torneo muy abierto como siempre con los 8 con opciones y que en en la Liga Femenina es un evento que todos disfrutamos, ya que como siempre se juntan aficiones y seguro que para el mundo del basket y específicamente el femenino es un fin de semana especial” explicaba.

El técnico está convencido de que los precedentes no cuentan. “La Copa siempre es especial para ambas partes. No cuenta lo de antes, ya sea jugando contra un grande para dar la sorpresa como con Girona el año pasado o este año contra un equipo que nos ha ganado dos veces. Este es un partido puntual en el que debemos aprender de las cosas que no hicimos bien en los dos partidos de liga, uno de los cuales muy reciente, que es el mejor scouting posible. Vamos con la motivación al 100% convencidas de que dependerá de nosotras hacer las cosas como toca para llevarnos el partido” pronosticaba.

Por último, valoró las cosas que hay que cambiar con respecto al último choque. “Lo primero es que no pusimos en práctica demasiadas cosas tácticas y no ajustamos detalles, con intención, porque veníamos con poco tiempo después de la eliminatoria de Eurocup y de bajón tras esfuerzo físico y mental y por no enseñar muchas cartas. Éramos conscientes de que haciendo las cosas básicas bien con nuestro potencial podíamos sacar el partido y no fue así. Para empezar debemos mejorar las cosas sencillas, la defensa individual, el balance defensivo, el rebote, cambiar el ritmo y claro que cambiaremos cosas y detalles del partido, no solo cambiar, sino hacer cosas que no hicimos” decía.

El factor anímico será fundamental, en el caso del Valencia Basket creyendo que es posible el poder romper su racha negativa ante un rival que parece tenerle tomada la medida y en el caso de los canarios creyendo que la racha positiva puede continuar ya que, un triunfo más, será sinónimo de éxito.

Esperamos un partido muy disputado en el que la ilusión de ganar un título de Copa de la Reina será suficiente motivación para ambos equipos y así nos brinden un gran partido de baloncesto.