Saltar al contenido

Jenna Smith experiencia para el Embutidos Pajariel Bembibre

La pívot estadounidense Jenna Smith será finalmente jugadora del Embutidos Pajariel Bembibre después de que unos problemas burocráticos impidieran la salida y posterior regreso a Estados Unidos a la ecuato-brasileña Sasha Cedeño. De 191 centímetros de altura y 30 años de edad, Smith llegará al Bierzo este martes después de militar la pasada temporada en el Piestanske Cajky, conjunto de la Liga de Eslovaquia con el que disputó la Eurocup.  

Pese a que durante la temporada 2016-2017 no tuvo equipo –hizo la pretemporada en el Tarbes francés–, en esta última campaña firmó unos buenos números. Más de 9 puntos y más de 7 rebotes promedió en los 6 partidos que disputó en la segunda máxima competición continental a nivel de equipos. En el campeonato doméstico, por su parte, se quedó en 8 tantos y más de 5 capturas por encuentro. En la Liga de Europa del Este se acercó a los 10 puntos por partido y añadió una media de 7 rebotes. Sus porcentajes en tiros de dos en este último curso, exceptuando en la Eurocup, rondaron el 50%, aunque en esta competición su tiro exterior superó el 50%. En tiros libres rondó el 90%.  

Nacida en Des Moines, en el estado de Iowa, el 25 de julio de 1988, Smith inició su trayectoria deportiva en la Universidad de Illinois, donde firmó una gran carrera entre 2006 y 2010. Su último año, promediando más de 18 puntos y más de 11 rebotes, le sirvió para ser drafteada por las Washington Mystics. Pese a no debutar en la WNBA, dio el salto al baloncesto europeo de la mano del Reze Nantes Básquet, con el que inició su trayectoria profesional en una temporada, la 2010-2011, que concluiría en el Ruzomberok eslovaco. Su posterior periplo overseas llevaría a la nueva interior rojilla a jugar en Israel, Rumanía, República Checa e Italia. También militó en las Georgia Disciples en 2014.