No se puede calificar de otra forma la temporada de las chicas de Ruben Burgos, que han conseguido el ansiado objetivo que se propuso la sección femenina de Valencia Basket a principio de temporada.

Proyecto para Liga Dia

Ahora es momento de hacer balance y pensar en confeccionar una plantilla de garantías para afrontar el nuevo reto, hacer una buena temporada en Liga Dia y asentar el proyecto iniciado por el club hace tan sólo cuatro años, recuperando los equipos no profesionales que existian del extinto Ros Casares.

Dos ascensos en cuatro años y una estructura creada para afianzar nuevamente un proyecto de baloncesto femenino en la ciudad de Valencia, la respuesta del público durante la Fase Final ha sido muy buena con una asistencia a los partidos de entorno a 5000 espectadores, llegando al récord de 6200 en la final para ver un partido de Liga Femenina 2.

Parece que la idea es dar continuidad a los componentes del equipo, empezando por el entrenador y siguiendo con las jugadoras clave como Meiya Tirera, Isabela Ramona, Anna Pocek, Irene Garí o Maria Bettencourt, jugadoras expertas y con experiencia en la máxima competición que deben ser la base del equipo.

A partir de aquí tanto Manolo Real como Esteban Albert, serán los encargados de rodear a estas jugadoras de otras que puedan subir el nivel de equipo para poder afrontar los retos que supone la máxima categoría del baloncesto nacional. Tampoco se debe olvidar que el papel de jugadoras como Rebeca Cotano, Begoña Pallardó y Esther Díaz ha sido fundamental y quizás se deba pensar también en la química en el equipo y no sólo en los nombres.

Falta de centímetros

En la Fase Final hemos podido ver que al equipo le faltan centimetros en la pintura, pudimos verlo sobretodo ante Ensino que será rival la temporada que viene, y para mejorar esta carencía será a buen seguro donde se pondrán pronto a trabajar desde las oficinas del club.

Estos cuatro días de baloncesto nos han dado la posibilidad de ver a Raquel Carrera del RC Celta, uno de los proyectos más firmes del baloncesto nacional, a sus 16 años ha demostrado una madurez impropia de su edad, junto con unas condiciones físicas perfectas para este deporte (mide 1,92), si se apuesta por el futuro este nombre debe estar marcado en rojo.

Estaremos atentos a las noticias que vayan llegando desde el club en los próximos días.

Escribe tu comentario

Contenido relacionado