Valencia Basket sigue sin ganar al Olympiacos

Valencia Basket ha jugado un buen partido pero insuficiente para doblegar a uno de los clásicos de la competición.

Hoy Spanoulis no ha estado tan acertado como otros días, cero de seis en triples, bien defendido por Joan Sastre y por Vanja Marinkovic.

El serbio a cuajado un partido muy completo, defendiendo de manera incansable y anotando 20 puntos. Fernando San Emeterio con 23 ha sido el máximo anotador, consiguiendo muchos puntos sabiendo leer la defensa que le han planteado los griegos.

Los taronja han ido a remolque durante muchas fases del partido, los jugadores griegos han castigado las esquinas, anotando triples en momentos clave que no han permitido a los locales ponerse por delante en el marcador con un ventaja cómoda.

El ritmo lo han marcado los jugadores de Olympiacos, esto les ha permitido parar las rachas valencianas y enfriar el partido, con la ayuda en momentos puntuales de decisiones arbitrales polémicas.

Ha faltado hoy la contribución de dos hombres claves en muchos partidos Bojan Dubljevic (que se ha retirado cojeando y habrá que esperar la evolución de su dolencia) y Alberto Abalde, que no han estado acertados de cara al aro rival.

Con la baja de Mike Tobey y la ausencia de Brock Motum que ha jugado un minuto y ha cometido errores en pista que le han postrado al banquillo el resto del encuentro, ha faltado aportación interior, ni el citado Dubljevic, ni Ndour, ni Labeyrie han contribuido ni han podido parar a los interiores Printezis ni Vezenkov.

Oportunidad desaprovechada de Valencia Basket que se podía haber colocado como octavo en la clasificación y que queda en décima posición a una victoria del Top 8.