Derrota en la sala Pionir

Valencia Basket no pudo ganar el partido ante el Estrella Roja después de haber tenido ventaja en el marcador por encima de diez puntos en varias fases del partido.

El tercer cuarto puso el partido de cara para los locales después de diez minutos de desconexión total de Valencia Basket.

Pareció que los taronja no podían con sabían cómo parar al rival cuando esté decidió poner una marcha más que no parecían tener los de Ponsarnau.

En el último cuarto, con un Dornekamp inédito hasta ese momento y con Abalde remontaron rápidamente y parecía que se podía ganar.

Pero los taronja no han sabido jugar las últimas posesiones solo se ha buscado el aro rival desde el triple, en lanzamientos mal seleccionados.

El último ataque se ha visto que el equipo no sabe jugar estos minutos, sobretodo fuera de la Fonteta, se ha dejado pasar el tiempo y Vives ha lanzado un triple muy desviado.

Ocasión pérdida importante para recuperar la buena dinámica en Euroliga.

El entrenador taronja comentó tras el partido que “ha sido un partido duro, con momentos para los 2 equipos, especialmente con buenos momentos gracias a las defensas. Porque los dos equipos pudieron correr tras pérdidas y buscar buenos tiros. Llegamos al final del partido con los jugadores que habían cambiado el partido muy cansados, y quisimos mover un poco el banquillo, pero no encontramos eficiencia. En un partido tan igualado, metieron el último tiro. No lamento nuestra última defensa, sí los últimos ataques»