Valencia Basket deja escapar la victoria

Valencia Basket ha mandado en el marcador durante tres cuartos, sin jugar demasiado bien pero suficiente, pero no ha sabido amarrar el partido en el último cuarto.

El juego de los taronja no enamora, durante la primera parte se ha basado en el acierto en el triple, mayor que el del rival, que tampoco pisaba mucho la pintura.

Pero este juego no beneficia a Valencia Basket, no tiene tiradores puros, lo más parecido es Marinkovic pero no cuenta con la confianza del entrenador. Cuando se juega metiendo balones dentro todo es más fácil y no Quino Colom ha encontrado líneas de pase.

Con esta dinámica poco a poco los taronja han perdido acierto de cara al aro y en un nefasto último cuarto donde solo conseguía seis puntos, concedía la prórroga al rival. En este tiempo extra la dinámica, como ocurre en muchas ocasiones, benefició al equipo que remonta.

El banquillo local no ha sabido dar soluciones a los problemas que se veían en la pista y el partido se ha perdido, de forma justa porque no se ha sabido rematar el trabajo, los partidos durante cuarenta minutos o como hoy cuarenta y cinco. Y se tienen que estar concentrado en todo momento, respetando al rival y trabajando para ganar por la máxima diferencia.