Saltar al contenido
LaTaulaTaronja Valencia Basket

Sin defensa no hay victoria

Esta tarde en el Olimpic de Badalona, se ha demostrado una vez más que no se puede ganar un partido sin defender, por débil que pueda parecer el rival. 

Para quien no haya visto el partido y mire las estadísticas, no encontrará una explicación en ellas de porque se ha perdido. Valencia Basket ha cogido más rebotes 33 a 26, 11 rebotes de ataque concediendo 7, 102 puntos de valoración mientras los de Badalona 81. Pero algo que no muestran las estadísticas es lo que ha marcado el partido, la nula defensa de los taronja, excepción claro del ucraniano Kravstov que cogido 7 rebotes y colocado 2 tapones. 

No se pueden conceder 86 puntos a un rival que no va sobrado de talento ofensivo precisamente, pero que si han demostrado hoy tener fé en sus posibilidades y tirar de veteranía en los momentos decisivos. Sergi Vidal sigue siendo un jugador que sabe que es lo mejor para su equipo en cada momento, Jerome Jordan ha hecho valer sus 2,15 para aprovechar todos los balones que le llegaban a la zona y Albert Sabat ha sabido controlar el partido.

Por parte de los taronja, hoy han estado falta de ideas, sólo han visto al ucraniano Kravstov como solución a todos los males, pero no tener alternativas de juego no hace ganar partidos. Recientemente pudimos ver como se le puede ganar a Lokomotiv Kuban si solo es capaz de anotar un jugador (por bueno que este sea) como Taylor Rochestie. Al final la defensa consigue anularlo y el equipo, no tiene alternativas. Nuestros bases no han sabido controlar en ningún momento el ritmo del partido, no han sabido buscar la circulación del balón necesaria tener una anotación fluida. 

Hoy se han repetido varios errores que siempre nos llevan a la derrota, bajo porcentaje de tiro exterior 30%, poco reparto de la anotación y por encima de todos poca intensidad defensiva.  El equipo está demostrando falta de carácter en ciertos momentos, no están sabiendo jugar para remontar el marcador. Esperemos que lo de hoy sea otro mal día y nos sirva para rendir en días decisivos que vendrán, como el partido ante Hapoel en Jerusalem.

Free Download WordPress Themes