Saltar al contenido

No pudo ser

Valencia Basket solo pudo mandar en el partido durante el primer cuarto.

Diez minutos le duró la intensidad a los taronja en defensa y el acierto en ataque. A partir de ahí los del Real Madrid fueron superiores al rival.

Los valencianos no demostraron poder meterse en el partido casi en ningún momento.

Ahora la eliminatoria se pone muy cuesta arriba aunque el factor Fonteta puede hacer equilibrar las fuerzas.