Bilbao Basket asalta la Fonteta

Valencia Basket no ha podido ganar el partido ante un Bouteille decisivo durante los últimos minutos.

Los jugadores de Ponsarnau han jugado el partido sin la intensidad necesaria durante gran parte del partido, han jugado mirando el marcador y sin conseguir hacer daño a su rival con la defensa.

El partido de los hombres de negro ha sido muy bueno, han sabido castigar los errores de la defensa taronja. Se han concedido demasiadas canastas fáciles, los de Mumbrú han sabido mover el balón hasta desequilibrar la defensa local y conseguir bandejas.

Además el acierto en el triple del homenajeado Rafa Martínez y sobretodo de un excelso Axel Bouteille.

Las rotaciones han sido continúas en ambos equipos, a los taronja parece que no le ha ido bien esta circunstancia porque le ha faltado que más jugadores hayan conseguido puntos. Solo Dubljevic ha sido consistente en esta faceta y de manera puntual Joan Sastre y Quino Colom al que se le ha dado la responsabilidad de jugarse los balones calientes.

Pero aunque el andorrano ha podido en un primer momento conseguir un triple muy meritorio, fue respondido por un triple lejanisimo de el hombre del partido Bouteille.

Hoy ha sido fundamental la aportación de los secundarios, muy buen partido de Sulejmanovic con 18 puntos y los buenos minutos de calidad de Iván Cruz y Sergio Rodríguez que han permitido mantener frescos a los titulares sin que se haya notado en el marcador. En los taronja ha faltado una referencia anotado en la pintura que ayudara a Dubi y que complicara la defensa bilbaína.

El regreso de Rafa Martínez

El partido tuvo su momento emotivo con el reconocimiento al que fue el gran capitán al que la Fonteta le obsequió con la mayor de las ovaciones, momento emotivo para todos los han querido honrar su trayectoria y para el propio jugador.